...Se pasean por aquí...

Entrada destacada

Cajón DeSastre

“Cajon DeSastre” es un blog construido con retales de sueños e hilvanado con múltiples  ficciones en el cual los personajes, a veces consti...

domingo, 21 de enero de 2018

El mejor espectáculo de hipnosis.

El otro día soñé que iba a un espectáculo de hipnosis:

El ilusionista sostenía una baraja de cartas y nos dijo que era capaz de leer nuestra mente. Después, nos retó a que le preguntáramos lo que quisiéramos. 
Entonces me arranqué y le dije: Sin mirar las cartas…¿Podría decirme cuál es la última carta de su baraja? 
Él me respondió: “El cuatro de picas”. Nos mostró el último naipe y, efectivamente, resultó ser esa carta. 
Entonces una idea se cruzó por mi mente, todas las cartas que estaba barajando eran la misma (el cuatro de picas). Y le lancé la segunda pregunta: ¿Podría enseñarnos la baraja? 

Abrió la baraja como si fuera un abanico y resultó que todas eran distintas. 


¿Acaso pensaste que todas mis cartas eran iguales?- me preguntó... 

...Y me desperté.


lunes, 1 de enero de 2018

POSTPÓSITOS DE AÑO NUEVO


Hoy es el primer día de este año. La primera hoja de este libro de 365 páginas que conformará el dos mil dieciocho. Sin embargo, no hay que olvidar que cada día es un nuevo inicio, un comienzo de ser lo que queremos ser. 

Empezamos el año con mil expectativas y los propósitos suelen convertirse en postpósitos, ya que los vamos dejando pasar y, al final, no los cumplimos. Por eso, este año propongo hacer una lista de NO propósitos para saborear el placer de descumplirlos. 

domingo, 24 de diciembre de 2017

viernes, 13 de octubre de 2017

LOS LIBROS


Hay personas que compran libros por las portadas, otras los compran por leerlos.  Sin embargo, hay libros de bolsillo que nunca deberían haberse llamado asi  deberían haberse llamado libros de mesilla porque se tiran años y años allí. Uno los empieza con toda la ilusión, pero a medida que los va leyendo la ilusión se desinfla y parece que nunca vas a terminar con ellos…Es así, por ejemplo, como “Orgullo y prejuicio” se transforma en “La historia interminable”.   

Después están “los libros-regalo-frontón”, esos que se regalan con la intención de disfrutarlos el que los regala- Toma papá, un libro sobre manicura francesa -  Aunque, a veces, se puede volver en tu contra. Ya que tu padre piensa que tiene el regalo idóneo para tu madre.

Hay tantas clases de libros, los libros nuevos que huelen a recién impresos y que si no te andas listo terminas siendo un yonqui de ese olor y vas de librería en librería buscando las últimas novedades para esnifar un poco de ese rico aroma. Después están los libros antiguos que tienen también un olor característico, una mezcla de biblioteca y bibliotecario/lector…Pues si cada persona es impregnada por cada libro, el libro se lleva una pequeña esencia de su lector. 

En el colegio o en la universidad había lecturas obligatorias, unos cuantos títulos que el profesor consideraba que todos nos debíamos de leer. Cuando algo es obligatorio pierde la gracia y, de repente, a nadie le apetece hacerlo. Por eso, los profesores más inteligente siempre ofrecían las lecturas del curso como algo prohibido... 

Ahora si, ya sea un libro de bolsillo, un libro de mesilla, un libro-regalo-frontón, un libro nuevo, un libro antiguo, una lectura obligatoria, una lectura prohibida…A mi me gusta comprar los libros según dos criterios: que me enganche la frase con la que empieza y que me inspire la frase con la que termina. Es una manía que tengo desde pequeña.

martes, 10 de octubre de 2017

TRECE


- La habitación 13 - le dice la recepcionista. Toma la llave de su habitación y recuerda el relato “1408” de Stephen King.

Uno más cuatro más cero más ocho igual a trece. 

Él no es supersticioso, además le parece demasiado previsible que aquel lugar esté bajo el influjo maldito del número que lo abarca. Abre la puerta de la habitación y enciende la luz. La habitación es convencional como todas las habitaciones de los hoteles. 

Está un poco cansado, así que decide tomar una ducha para relajarse.  A mitad de la ducha, se va la luz- Cuestión de azar- piensa.  Cuando regresa la electricidad, aprovecha para salir de la bañera y secarse, así que se envuelve en una toalla y se dispone a afeitarse, pero el vapor inunda el baño nublando el espejo, despeja el vaho del cristal con la palma de la mano…pero para su sorpresa:

  • ¿Dónde está su reflejo? ¿Y su cara? Se pregunta, girándose con la terrible sensación de que está acompañado, pero tras de sí no hay nadie. Vuelve al espejo con la esperanza de encontrarse, pero sus ojos no son sus ojos, sus facciones irreales como las de un muñeco le estremecen y aterrorizan. 
  • ¿Quién soy? ¿Qué hago aquí?

Las habitaciones de los hoteles son tan impersonales, da igual donde estés que todas parecen la misma. ¿Qué más da la habitación doce que la trece? ¿La trece que la catorce?  Si esa extraña soledad que le acompaña de hotel en hotel, de habitación en habitación, siempre será la misma.

martes, 3 de octubre de 2017

¡VAYA TELA!


Nadie sabe por qué discuten el alfiler y la aguja que siendo tan parecidos, se centran en las diferencias. Una presumiendo de buena cabeza, mientras que la otra se recochinea del buen ojo que tiene.  

Si cuando llega el hilo y la tela, alfileres y agujas se centran en sus semejanzas…Pues, al final, las agujas tienen que unir los trozos que luego los alfileres cosen con hilo.